Diez curiosidades sobre los sándwiches que te sorprenderán

Es uno de nuestras especialidades y posiblemente uno de los platos que más se consumen en nuestras mesas. El sándwich es tan delicioso como variado. Gusta a grandes y a pequeños. Se puede tomar como desayuno, comida, merienda o cena. Y es, para muchos, la comida favorita. Pero seguro que te sorprenderán algunas de las curiosidades que te vamos a contar.
 

1. Se dice que en el S. I a.C., Hillel “el Anciano” inventó del primer sandwich del que se tiene constancia. Hillel fue uno de los líderes religiosos más importantes de los judíos y creó la tradición en el Passover (fiesta religiosa judía) de intercalar entre dos matzohs o galletas duras horneadas nueces molidas, trozos de manzana, especias, y vino con hierbas amargas.
 

2. El nombre “sándwich” se le otorga a John Montagu (S. XVIII), cuarto conde de Sandwich, ya que se dice que, aunque no fue su creador, le gustaba mucho comer esta forma de emparedado en una taberna inglesa, porque así comía mientras seguía jugando a cartas sin ensuciarse las manos.
 

3. El americano de origen germano Otto Frederick Rohwedder inventó la primera máquina de cortar pan de sándwich, que instaló en Chillicothe Baking Company, Missouri en 1928. Y la primera barra de pan de molde para sándwiches se vendió el 7 de julio de ese año.
4. El día 3 de noviembre se celebra el Día Mundial del Sándwich.
 

5. El sándwich más caro del mundo, según el Libro Guiness de los Records, lo podemos encontrar en el restaurante neoyorquino Serendipity 3 y cuesta alrededor de los 215 dólares. Está elaborado con queso a la parrilla y los bordes del pan están untados con oro comestible de 24 kilates.
 

6. Los estadounidenses comen una media de más de 300 millones sándwiches al día, una cifra sorprendente, porque hay poco más de 300 millones de norteamericanos.
 

7. En 2002 el ejército de los EEUU inventó el “sándwich indestructible”, ya que aguanta sin refrigeración hasta tres años.
8. Un estadounidense habrá consumido por lo menos una media de 1.500 sándwiches de mantequilla de cacahuete en el momento en que se gradúe en la escuela superior.
 

9. Antonio Machín era “adicto” al sándwich de jamón serrano, mientras que el favorito de Elvis Presley era el de crema de cacahuete y plátano.
 

10. Según el Libro Guinness, el récord de comer sándwiches lo ostenta Peter Dowdeswell, que comió 40 sándwiches de jamón y mantequilla en 17 minutos 53,9 segundos, el 17 de octubre de 1977.